Joyas de la suerte: los secretos de las piedras semipreciosas

piedras semipreciosas

Las piedras naturales aportan algo más que su belleza a las piezas artesanales de joyería. Ellas encarnan toda la energía viva del planeta. Representan la suerte, el amor, salud y prosperidad personal. Pero ¿Sabe dónde encontrar piedras semipreciosas genuinas y cuáles comprar?

Gemas para atraer la buena suerte

Las piedras de la naturaleza son conocidas por la energía que emanan para atraer el amor, la alegría de vivir, certeza en el conocimiento, la buena fortuna y la protección. Es ese símbolo de fortuna manifiesto en todos los ámbitos de la vida y que se puede presentar a través de una pieza excelsa de joyería, elaborada con la piedra indicada. Estas son las piedras favoritas que se convierten en los mejores amuletos o talismanes personales:

El jade: para la buena fortuna

Cautivante en la belleza de sus tonos verdes, el jade es asociado al poder y la sabiduría, exaltando sus virtudes protectoras. Atrae la buena suerte, el dinero, la abundancia y prosperidad personal y familiar. También es símbolo para las buenas amistades, basadas en los valores de moralidad, honestidad y justicia que representa.

Se reconoce la fortuna que trae en los negocios, por lo que muchas personas mantienen piedras de jade cerca de las cajas registradoras, o en el lugar donde guardan el dinero. También atrae la estabilidad emocional y el amor, por lo que mantener un colgante cerca del corazón nunca está de más.

Ágata: más que buena suerte

Considerada como el mejor amuleto para la buena fortuna. Ayuda a equilibrar las energías y emociones, convirtiéndose en imán de la suerte económica y sentimental.

La ágata roja es la piedra del amor, el talismán perfecto para encender la pasión en la relación de pareja. Pero también destaca en las diferentes pasiones de la vida (los estudios, el deporte o el trabajo) alejando los sentimientos negativos del portador.

Amatista: la pasión por la vida

La armonía y el equilibrio de las buenas energías se potencian a través del púrpura con matices rojos y violetas de la amatista. Contribuye a la calma interior, combatiendo la ansiedad, la tristeza y dejando esa presencia de fuerza y sabiduría que representa. Es una piedra con el poder de revertir la negatividad y propiciar momentos afortunados, ayudando a abrir todos los caminos, por lo que es ideal para la prosperidad en los negocios, estudios, el trabajo o el amor.

La turquesa: para la salud y el bienestar

La magnificencia de su color es apreciado por sus propiedades curativas, pero también es una piedra que atrae las buenas energías de la alegría, el bienestar y las riquezas. Ayuda a calmar la ira, agudizando la intuición y mejorando la concentración después de una buena sesión de meditación. Son el amuleto perfecto para atraer dinero y riquezas.

La malaquita: para abrir los senderos de la prosperidad empresarial

Caracterizada por su poder magnético para atraer la negatividad y estabilizar la energía del cuerpo. Permite aclarar las ideas y ganar confianza en las acciones personales, creando el escenario ideal para el éxito en los negocios.

La hematita: protectora en el camino

Le energía protectora de la hematita es la compañera preferida en el camino, por muchos viajeros habituales, ya que ayuda a prevenir los accidentes y atraer la buena suerte. Su fortaleza simboliza el rigor y la robutez; la inflexibilidad por llegar siempre hasta el final. Es la piedra de la sangre, ayudando a armonizar cuerpo, mente y espíritu, ayudando en la concentración y estimulando las capacidades individuales.

La pirita: piedra de la abundancia

Tal vez el color de la pirita logre engañar a muchos en su codicia por riquezas, pero a los que no ha tomado por sorpresa son los que han cambiado su fortuna aprovechando las bondades de la piedra para atraer la buena suerte y proteger los bienes materiales. Su presencia potencia las actividades del cerebro, fortaleciendo la memoria y estimulando el trabajo creativo.

Gemas con propiedades curativas

La energía sanadora de las piedras se emplea desde tiempos ancestrales y es otro de los grandes secretos que esconden las piedras semipreciosas empleadas en la elaboración de las joyas más cotizadas. En una tienda de litoterapia encontrará las piedras naturales empleadas en la búsqueda del equilibrio corporal a través de terapias alternativas que han demostrado su eficiencia en el curso de la historia.

Estás son solo algunas de las más conocidas por sus propiedades terapéuticas:

  • Unakita, se conoce por sus propiedades para fortalecer y proteger el sistema inmunológico; ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, en la recuperación de heridas y enfermedades. Además, ayuda en la liberación de bloqueos y problemas para dar un paso más en la obtención de logros.
  • Lapislázuli, ayuda a aliviar los dolores de cabeza, controlar los estados febriles y eliminar los problemas del sueño. Su uso promueve la confianza personal, facilita la comunicación y la expresión libre de los sentimientos y emociones.
  • Turquesa, ayuda a combatir los problemas musculares y en las articulaciones. Representa la riqueza espiritual y está asociada con los bienes materiales; es símbolo de sabiduría y nobleza de sentimientos.
  • La turmalina es una gema protectora, que se presenta en una amplia gama de colores. Se emplea en litoterapia por sus propiedades desintoxicantes; ayuda a la relajación mental y corporal. Protege el cuerpo contra las ondas electromagnéticas que emiten los aparatos eléctricos.
  • El cuarzo rosado estimula el aparato circulatorio y combate las inflamaciones del aparato reproductivo. Se conoce por sus propiedades para curar las heridas emocionales, trae serenidad y paz personal.

¿Cómo activar la energía de las gemas?

Son muchos los rituales asociados a la activación de las piedras como amuletos o talismanes. Muchos de ellos están relacionados a ejercicios de meditación, empleando música relajante, incienso y trabajos de visualización, de acuerdo a la energía que se busca activar.

Para llamar la prosperidad es común seleccionar las piedras y limpiarlas antes de guardarlas en los sitios destinados a mantener el dinero. También es común el uso de una pieza de joyería, adornada con estas piedras, como pulseras, collares, o colgantes. También se pueden mantener objetos de piedras naturales en las habitaciones, como los que encontrará en Reino Minerales.